OPERACIONES ANTITERRORISTAS EN EL MAGREB: LA PERSECUCIÓN DE LA YIHAD/Antiterrorist operations in the Maghreb: the pursuit of Jihad

MGLa amenaza yihadista se extiende también por todo el norte de África, tal y como evidencian los atentados que han tenido lugar en países como Túnez en los últimos años, así como las operaciones antiterroristas que se suceden en el Magreb.

La última semana, Argelia y Túnez han sido los protagonistas de estas operaciones, en las que se han detenido a una cuarentena de sospechosos vinculados con atentados terroristas. A estos países, se unen las operaciones antiterroristas  llevadas a cabo por Marruecos durante los últimos meses, que también se han saldado con varias detenciones. Sin embargo, estas operaciones han acabado con la vida de fuerzas de seguridad de los propios estados, lo que deja en evidencia la capacidad real de actuación de los mismos, así como también muestran la efectividad de las fuerzas radicales.

El ejército argelino, en el transcurso de su última operación, ha matado a 7 milicianos islamistas, los cuales formaban parte de células vinculadas a AQMI. La operación tuvo lugar en Moumlil, en la zona de Bouira. Este territorio es núcleo tradicional de las fuerzas de Al Qaeda en el Magreb Islámico, y es conocido por la vinculación de la zona con los grupos radicales islámicos desde la guerra de los noventa.

Por su parte, Túnez ha actuado en varias ocasiones en la pasada semana. En la primera, cuatro miembros de las Fuerzas Armadas Tunecinas murieron tras un ataque suicida en Tatouine. Este atentado tuvo lugar durante el desarrollo de una operación antiterrorista. Dos días más tarde, el gobierno aseguró que otra operación se había saldado con 37 detenidos y cuatro muertos entre los que se encuentran terroristas vinculados a los atentados y otros ataques que han asolado al país en los últimos años.

El compromiso del país en su lucha antiterrorista se ha visto respaldado por Estados Unidos. En efecto, en los últimos días ha llegado a Túnez un equipamiento militar que tiene como objetivo ayudar a las autoridades a garantizar la seguridad del país. Túnez tiene una geolocalización compleja: limita con Libia, que se encuentra inestable y hoy es cuna de numerosos grupos yihadistas, así como bastión del Estado Islámico en determinadas zonas.

Por su parte, la lucha contra el terrorismo, principal amenaza global en la actualidad, se ha extendido también en la última semana por países africanos. Malí ha sido el último país que, unido a esta lucha, ha dado buenos resultados. Destaca en él la detención de un proveedor de armas, Yacouba Touré, vinculado al grupo terrorista Ansar Dine, cuyos miembros, enfrentados con AQMI, han rendido pleitesía al Estado Islámico.

En definitiva, el terrorismo yihadista se va sumando como principal amenaza en las estrategias de seguridad de cada vez más países del mundo. Destaca la persecución que el yihadismo está teniendo en países propiamente musulmanes, lo que ayuda a los sectores más intolerantes y críticos, a desvincular el Islam con las redes terroristas que asolan la seguridad mundial.


alqaeda en el magrebThe jihadist threat has been spreading throughout North Africa. It is evidenced by the attacks that they have taken place in countries like Tunisia in recent years, as well as counter-terrorism operations that have taken place in the Maghreb.

Last week, Algeria and Tunisia have been the protagonists of these operations, which ended with the arrest of forty suspects linked to terrorist attacks. These countries join the operations carried out by Morocco in the last months. However, these operations have killed members of the security forces of the states themselves. This shows clearly the real capacity of action thereof, as well as the effectiveness of radical forces.

The Algerian army, during its last operation, has killed seven Islamist militants, which were part of AQIM-related cells. The operation took place in Moumlil, in the Bouira area. This region is a traditional core of the forces of Al Qaeda in the Islamic Maghreb. It is known too because the region is linking the area with radical Islamic groups since the war of the nineties.

For its part, Tunisia performed several times in the past week. In the first, four members of the Tunisian Armed Forces died after a suicide attack in Tatouine. This attack took place during the development of an anti-terrorist operation. Two days later, the government said that another operation had resulted in 37 detainees and four deaths of terrorists that were linked to bombings and other attacks. The country’s commitment in its fight against terrorism has been backed by the United States. Tunisia has a complex location; it borders with Libya, which is unstable and today is home of numerous jihadist groups, as well as it is the bastion of the Islamic State in certain areas.

The fight against terrorism, that is the main global threat today, has been extended in the last week in African countries. Mali was the last country that joined this struggle and has been successful. It highlights the arrest of a main arms supplier: Yacouba Toure; he is linked to the terrorist group Ansar Dine, whose members faced with AQIM, and they have paid homage to the Islamic State.

In short, jihadist terrorism adds up as the main threat to security strategies. It includes the persecution that jihadism is having in Muslim countries. These actions help to the most intolerant and critical sectors to delink Islam with terrorist networks that are plaguing global security.

 

PATRICIA JURADO DE LA SANTA

1 thought on “OPERACIONES ANTITERRORISTAS EN EL MAGREB: LA PERSECUCIÓN DE LA YIHAD/Antiterrorist operations in the Maghreb: the pursuit of Jihad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close