PIRATERÍA EN EL ÍNDICO: EL REGRESO

Durante los últimos años las actividades de vigilancia en aguas somalíes que se han llevado a cabo desde la Unión Europea  y otras organizaciones internacionales han dado sus frutos con la disminución considrable de los actos de piratería marítima y arrestado a varios criminales que han sido  juzgados y condenados como responsables de estos actos ilícitos. Por otra parte, otras medidas importantes para contrarrestar y frenar las actividades de piratería en el Índico también llegaron de la mano de la Unión Europea, que trató de fomentar distintas iniciativas de formación y creación de riqueza con el fin de formar a los jóvenes profesionalmente para que iniciarán proyectos de empleo sostenibles y de esa forma alejarlos del terrorismo, las mafias y la piratería.

Sin embargo, estos intentos no parecen ser suficientes para contrarrestar una actividad que tantos ingresos produce a determinados sectores criminales en un país en donde la población, carente de recursos y asolada por las guerras, no percibe ninguna solución para su futuro y su única fuente de ingresos es la escasa actividad agrícola y pesquera. Esta situación crea un excelente caldo de cultivo para el terrorismo y el crimen organizado, muchos jóvenes ven como única alternativa ejercer la piratería para poder subsistir, y con esta premisa, son reclutados por las mafias que se enriquecen a costa de ellos.

a
Análisis de los últimos ataques piratas en aguas somalíes – GIASP (Roberto Mateos). Fuente: ICC – CCS

Una de las canteras más activas, en cuanto a piratas se refiere, es la zona de  Galmudug. Este  reciente y demacrado estado, junto con sus habitantes,  ha sufrido constantes actividades bélicas siendo refugio de terroristas y señores de la guerra que utilizan la piratería como una linea de negocio altamente lucrativo; usando para ello, como mano de obra barata, a los jóvenes de la zona. Desde el año 2012 la actividad de piratería había descendido considerablemente, exceptuando algún pequeño incidente aislado que fue abortado  antes de su inicio; pero no había habido ninguna crisis importante hasta que el pasado 13 de marzo un petrolero con bandera de las Islas Comoras emitió una señal de socorro alertando que estaban siendo alcanzados por barcos de alta velocidad.

Las primeras sospechas de que se tratara de un ataque pirata se confirmaban al día siguiente cuando la fuerza naval de la Unión Europea emitía un comunicado confirmando el abordaje del petrolero ARIS 13; su tripulación, ocho ciudadanos de Sri Lanka, estaban retenidos por piratas somalíes armados cerca de un fondeadero de la costa de Puntlandia a la espera de acontecimientos.

El capitán del ARIS 13, en unas primeras declaraciones, aseguraba que los piratas habían pedido un rescate para llevar a cabo la liberación de los rehenes, sin embargo otras fuentes afirmaban que tras una entrevista con los secuestradores estos aseguraban que se equivocaron de barco ya que pensaron que en un primer momento era un pesquero y que sus intenciones eran reivindicativas, por cuestiones de pesca, y que no habían solicitado ningún rescate por los marineros retenidos.

Días después, el buque fue liberado por la policía marítima de Puntland tras un tiroteo en el que resultaron heridos tres soldados y un secuestrador. La fuerza internacional no intervino aunque estuvo presente dando cobertura y realizando labores de vigilancia para evitar que otros piratas imitasen este hecho.

Cabe destacar que el ARIS 13 no estaba registrado en el Centro de Seguridad Marítima para el Cuerno de África (MSCHOA ), y por tanto no había constancia de que el buque estaba transitando por un área de alto riesgo, careciendo el MSCHOA de la información necesaria para realizar un plan de seguridad, según las características de Buque, así como su valoración de riesgo,  ambos de vital importancia en caso de intervención o respuesta ante una crisis.

Operación Atalanta - Buque de Asalto Anfibio "Galicia"
Buque de Asalto Anfibio Galicia, de la Operación Atalanta. Fuente: Armada Española

Desde este incidente del pasado mes de Marzo han ocurrido otros 4 más en lo que parece ser un nuevo despertar de la piratería en el Índico. La comunidad internacional coincide en que la erradicación de la piratería tiene un difícil escenario con muchos actores involucrados. El papel de España en este conflicto es de suma responsabilidad pues actualmente ostenta el mando de la Operación Atalanta por sexta vez desde su inicio. Con el buque Galicia, como cuartel general de la operación, España aporta una Unidad Aérea Embarcada (UNAEMB) compuesta por 2 helicópteros de la quinta escuadrilla de aeronaves y dos vehículos aéreos no tripulados (UAVs) de la undécima escuadrilla de aeronaves de la Armada, un equipo médico ROLE 2 y una unidad de operaciones especiales marítimas (SOMTU), procedente de la fuerza de guerra naval especial de la Armada.

Además, abordo del Galicia va embarcado también el Estado Mayor de la fuerza internacional (FHQ), cuyo jefe al mando, Contralmirante Rafael Fernández-Pintado Muñoz-Rojas, va a ser hasta el 27 de Julio el Comandante de la Task Force 465 de la Unión Europea. Este Estado Mayor está constituido por un equipo de oficiales, suboficiales y personal de marinería de España, Reino Unido, Alemania, Italia, Holanda, Portugal y Letonia y también la participación de  Serbia.

 

 

https://icc-ccs.org/

http://www.emad.mde.es/

http://oceansbeyondpiracy.org/

http://internacional.elpais.com/internacional/

http://www.mogtimes.com/

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close